Ángel Loochkartt

Obras Ángel LoochkartBarranquilla, 1933 Dibujante y pintor de la Escuela de bellas Artes de la Universidad del Atlántico

Estudios y experiencia docente

Academia di Belle Arte, Centro CALAL de Artes aplicadas, Academia di San Giacomo. Roma. East Los Angeles Collar, California.
Director y Profesor de la Escuela de pintura de la Universidad del Atlántico, de la carrera de pintura en la Universidad Nacional de Colombia. Profesor de La Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá.

Exposiciones

  • Primera muestra de artistas latinoamericanos, Roma, 1958
  • Bienales de Venecia, 1958 y 1989
  • Primer encuentro de Plástica americana, La Habana, 1972
  • Momentos de Trabajo, 20 años, retrospectiva, Universidad Nacional de Colombia, 1981
  • XVIII Bienal Internacional de São Paulo, Brasil, 1985
  • 100 años de arte colombiano, exposición itinerante América y Europa, 1986
  • Exposiciones individuales desde 1958 en Colombia, Italia, Brasil, Argentina, Costa Rica, Cuba, México, USA, España, Francia, Alemania, Holanda y Polonia.

Distinciones

  • Primer premio II Salón de Pintura, Santa Marta, 1962
  • Primer premio de diseño, Centro colombo americana, Barranquilla, 1964
  • Medalla al Merito docente Leonardo daVinci, Bogotá, 1980
  • Premio Cristóbal Colón, Planetaria Distrital, Bogota, 1986
  • Primer I Salón Nacional de artistas, Bogota, 1986
  • Premio de la Universidad de Atlántico al artista egresado del Milenio, Barranquilla, 2000

Comentario de la obra “Congos”

Ángel Loockhartt ha sido considerado desde siempre un pintor expresionista teniendo en cuenta que en su obra se han subordinado las formas a los sentimientos. En su pintura, tradicionalmente figurativa, el artista busca conmover al espectador, producirle un impacto principalmente emotivo, a través del uso exacerbado de colores, de la deformación, de la provocación o la mordacidad en la composición, y del patetismo y la melancolía en su argumentación temática. El trazo fuerte, el énfasis matérico y el comentario político y social no han estado ausentes de su obra, como no lo ha estado el erotismo ni ciertas señales de angustia existencial(…)” Maestro Eduardo Serrano.